un proceso educativo de exploración sobre el uso de uno mismo

La Técnica Alexander nos enseña a re establecer el uso que hacemos de nosotros mismos a través de herramientas prácticas para descubrir patrones de uso,  reconocer y modificar hábitos, optimizar la relación entre nuestra estructura y función, contribuyendo así a nuestra salud y bienestar
El  sedentarismo y el stress de la vida actual interfieren en el equilibrio natural de nuestro organismo, y respondemos a ello tensionando músculos, rigidizando articulaciones, dificultando nuestra  movilidad, coordinación y equilibrio.
Se trabaja en sesiones individuales  bajo la guía de la palabra y las manos del profesor. así  el alumno aprende a desarrollar su capacidad de observación y su conciencia de sí , aplicando estos nuevos hábitos tanto en las acciones de la vida cotidiana como en actividades artísticas, deportivas, u otras.

 

Solicitar turno