homeopatiaLa prescripción del medicamento homeopático se basa en el conocimiento profundo del paciente tanto en sus antecedentes clínicos, así como también en los psíquicos y emocionales.

Durante toda la entrevista se suscita en el paciente la inquietud por realizar su proceso de individuación, es decir, de ser el mismo un ser único y especial con todo su bagaje de virtudes y defectos, de luz y de sombra. Y es a través de este redescubrirse a sí mismo que nos transmite muchas veces elementos que se hallaban bloqueados en la profundidad de su aparato psíquico y emocional.

Con esta anamnesis detallada cada persona recibirá un medicamento elegido entre cientos, que lo definirá en su totalidad. Es decir, que un mismo individuo que consultaba por una gastritis o por una depresión endógena, no recibirá el mismo medicamento que otro paciente que consultaba por idéntico motivo.

La preparación del remedio homeopático se obtiene por medio de sucesivas diluciones, en donde a partir de una sustancia de origen como podría ser una planta, se conseguirá un preparado tal que al analizarlo no se hallarán moléculas del mismo, sino simplemente una información remanente que será la encargada de llevar adelante el proceso de sanación. Es por esto que a veces sorprenda la pequeña dosis que se administra, ya que no es por cantidad que actúa sino por presencia y por activación de las propias funciones curativas del organismo.

 

Solicitar turno